miércoles, 13 de mayo de 2015

Galletes rellenes de frambuesa

Esta ye una receta enrevesadina, sí,  pa dedicá-y tiempu, tamién, y con dellos pasos que nun hai que saltase, pero ye de les que paguen la pena el tiempu que lleva con creces, porque salen unes galletes preciosísimes, con tol aspeutu de bonitísimes y dan muncha satisfacción veles feches, nun vos digo ná de probales... ¿Intentáislo?


Además de los ingredientes vamos necesitar un cortapastes redondu y otru mui pequeñu pa facer furaquinos.

Vamos necesitar:
  • 150 gramos d'azúcre.
  • 7 gramos d'azúcre vainillao.
  • 200 gramos de mantequilla pomada.
  • 1 güevu.
  • plizcu sal.
  • 300 gramos de farina.
  • 100 gramos d'almendres molides.
Podéis rellenales con mermelada de frambuesa o con un culís, o si non, facer como yo y rellenales de pasta de frambuesa:
  • 2 cuyaradines de pasta de frambuesa.
  • 50 gramos de mantequilla pomada.
  • 10 gramos d'azúcre glas. Esto tenéis que controlalo, hai delles marques que faen unes pastes de frambuesa mui ácides, echa-y l'azúcre al gustu.


Ponemos na batidora o batimos a mano l'azúcre, la sal, l'azúcre vainillao, la mantequilla y el güevu hasta que tengamos una espumina.
Tamizamos la farina penriba la mezcla y echamos l'almendra y batimos coles barilles o los ganchos de la batidora.
Cuando tea too bien amestao y ensin grumos, envolvémoslo en film y dexámoslo na nevera dos hores.
Sacámoslo de la nevera y partimos la masa en dos, una de les partes cortámosla col cortapastes redondu; cola otra parte la masa, cortamos tamién con mismu cortapastes, y dempués, con otru cortador más pequeñu, facémos-y furaquinos, col dibuxo que tengamos, pa que dempués se vea guapo el color de la pasta de frambuesta embaxo.

Metémosles por tandes nel fornu  a 180 graos 10-12 minutos.
Cuando enfríen les mitaes que tienen los furacos, echámos-yos azúcre glas penriba, y nes mitaes enteres, untámos-yos pasta de frambuesa, una capina mui finina, que tien sabor abondo y repuna.


Xuntamos la base con la parte de los furacos y ya tenemos unes galletes pa sorprender al más difícil... y además aguanten munchos díes igual de riques, ¡too ventaxes!

Muá.